7 maneras de ser humilde en una relación: consejos inspiradores

humildad en la relación

La humildad es tu disposición a poner a los demás por delante de ti mismo. Ahora puede parecer que es una tarea fácil, pero es una de las cosas más desafiantes que una persona debe hacer porque está haciendo principalmente una cosa: sacrificar su autogratificación por otras personas o por su pareja cuando está en una relación.

Al igual que la confianza, el amor y la comprensión, la humildad es una de las cosas más importantes que debe poseer una buena relación. Una relación con dos personas que son humildes entre sí también muestra cómo ambas se respetan mutuamente

Entonces, ¿cómo nos humillamos realmente cuando estamos en una relación?? Aquí hay 7 formas de mostrar e inspirar humildad:

1. Admite tus errores.

Por más que parezca, pero la afirmación «nadie es perfecto» debería ser un recordatorio constante en una relación. No puedes esperar que tu pareja (o incluso tú mismo) alcance la perfección porque todos somos humanos y cometemos errores. Ahora también es importante admitirlo con un corazón puro; enojarse o admitir que estás equivocado solo por el gusto de hacerlo es un no-no. Aceptar su error en lugar de proteger su ego es mejor que empeorar las cosas o sus problemas

2. Habla menos, escucha más.

Escuchar es una habilidad que a muchas personas les falta en el mundo actual de multitarea y obsesión con la tecnología. Comunicarse efectivamente con su pareja, escucharlo es muy importante. Dejar que termine lo que hablar y escuchar atentamente muestra que te importa lo que tu pareja comparte contigo. Muestra cómo respetas el lado de tu pareja y también puede ayudar a comprender más a tu pareja. La opinión de tu compañero es tan importante como la tuya.

También te recomendamos leer: 10 consejos sobre cómo ser un mejor oyente en su relación

3. Estar abierto a consejos no solicitados.

El consejo no solicitado es inevitable una vez que estás en una relación, y debe aceptarse con una mente abierta. En lugar de lastimarse o rechazar los comentarios, reflexione sobre ese consejo y aplíquelo en su vida. El proceso puede ser incómodo, pero es por su propio bien.

Por otro lado, cuando le des un consejo a tu pareja, hazlo con sinceridad. Intenta ponerte en los zapatos de tu pareja, te sentirías herido y ofendido, ¿verdad?? Dígalo de manera calmante y muéstrele que está dando ese consejo con las intenciones más puras.

4. Aprenda a aceptar críticas.

La mayoría de las veces nos sentimos heridos una vez que alguien nos critica, especialmente nuestros socios. Pero no debería ser algo de lo que deberíamos estar molestos. Nuestros socios no solo están allí para los corazones y las flores, sino que también están allí para hacernos la mejor versión de nosotros mismos. Las críticas deben aceptarse de todo corazón y deben usarse como una herramienta para mejorar las cosas que deben desarrollarse

5. Acostúmbrate a ser incómodo.

Estar con alguien significa aceptar que tendrá muchas diferencias y, a veces, tendrá diferentes puntos de vista sobre las cosas. Pondrá a prueba su paciencia y lo sacará de su zona de confort. Tienes que acostumbrarte a sentirte incómodo.

La mayoría de los hombres tenderían a ocultar sus verdaderos sentimientos en otras personas, especialmente cuando se sienten débiles. Pero la humildad te enseñará que está bien no estar bien, incluso para los hombres. No siempre tienes que verte duro. También es parte de aprender a confiar y encontrar consuelo el uno con el otro cuando está en una relación.

6. Sé observador.

Tener en cuenta sus propias acciones y también su pareja puede ayudarlo a comprender sus dos perspectivas una vez que ambos estén discutiendo. De esa manera, puede ver el panorama general que lo ayudaría a resolver cualquier conflicto o desafío que enfrente su relación. Esto también puede ayudarlo a evaluar las cosas o acciones que hace que deben cambiarse

7. Valora más a tu pareja.

Los desafíos y las pruebas son inevitables, pero al final, aún superas esas cosas y terminas siendo más fuerte que antes. Por lo tanto, es importante agradecer a su pareja por quedarse y luchar por su relación a pesar de todas las cosas por las que ha pasado.

Ser humilde en una relación no sucede de la noche a la mañana. Es una habilidad que necesita ser aprendida gradualmente. Puede comenzar pequeño, pero es mejor que no intentarlo en absoluto. Todos tenemos nuestro propio ritmo y llegará el momento adecuado en el que puede aprender completamente a ser humilde. Puede ser difícil hacerlo al principio, pero todos sus esfuerzos valen la pena al final.

Finalmente, recuerde siempre que si desea recibir la gracia de Dios, debe practicar la humildad, porque «Dios se opone a los orgullosos pero da gracia a los humildes ( 1 Pedro 5: 5). »

También te recomendamos leer: 10 formas de tener más paciencia en una relación

Mary Fátima Berongoy Fátima es una entusiasta de la fotografía a la que le encanta atracones: ver películas y series de televisión. También le encanta escuchar música indie y sueña con tener una cafetería algún día